Seguidores

sábado, 17 de diciembre de 2011

Al menos 10.000 manifestantes en Florencia contra el racismo

Al menos 10.000 personas manifestaron este sábado contra el racismo en Florencia (centro) en donde un militante de extrema derecha mató el martes pasado a dos vendedores ambulantes senegaleses e hirió de bala a otros tres.
"Debemos trabajar verdaderamente a favor de la coexistencia pacífica y el respeto. Esto debe ser una verdadera lucha y no sólo una fachada", dijo un portavoz de la comunidad senegalesa, Pape Diaw.
Según la policía los manifestantes eran unos 10.000 mientras que los organizadores estimaron que llegaron a ser 12.000.
Un senador del Partido Democrático (centro izquierda), Vannino Chiti, que participaba en la manifestación, hizo un llamado para que la ley italiana permita a los hijos de inmigrantes obtener la nacionalidad italiana y pidió "un fuerte compromiso de todos contra el racismo".
Centenares de personas manifestaron también en Milán (norte), mientras que inmigrantes senegaleses protestaron en Bolonia (centro) y en Nápoles (sur).
El martes, Gianluca Casseri, un habitante de Florencia, mató a dos vendedores ambulantes senegaleses. Un tercer vendedor de 37 años fue trasladado en estado grave a un hospital de la capital toscana. "Quedará paralítico de por vida", según un portavoz de la policía.
El agresor, de 50 años, hirió a otros dos vendedores ambulantes y luego se suicidó. Militaba en un movimiento de extrema derecha, Casa Pound. Antes de la manifestación de este sábado varios miembros de la comunidad senegalesa pidieron la disolución inmediata de esta organización.
El hombre inició su correría asesina en un mercado callejero localizado en la Plaza Dalmazia, en un barrio popular periférico localizado al norte de Florencia, donde abrió fuego contra un grupo de vendedores ambulantes, la mayoría inmigrantes africanos.
El asesino, armado con un revólver Magnum 357, se trasladó luego al mercado de San Lorenzo, en pleno casco histórico, uno de los lugares más concurridos de la ciudad de los Médici, donde hirió a dos personas, también inmigrantes senegaleses.
Poco después el homicida se suicidó en la misma plaza con su propia arma, cuando al parecer la policía lo tenía acorralado, según las autoridades locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario