Seguidores

jueves, 13 de diciembre de 2012

Una guía para detectar los problemas de aprendizaje


Los problemas de aprendizaje conocen distintas causas; las más importantes son las de orden neurobiológico. Suele pensarse que los niños son inquietos, no prestan atención, son perezosos o poco inteligentes, cuando lo que sucede es que, en realidad, tienen una afectación de la forma en que entienden, recuerdan y responden a cualquier nueva información. Con el tratamiento adecuado a cada uno, es posible una mejoría notable. Para ello, es necesario prestar atención a los signos que los denotan, para intervenir lo más precozmente que sea posible.
 










Los problemas de aprendizaje abarcan un abanico de fenómenos de distinta etiología, lo que hace difícil establecer los parámetros para establecer sus límites.

Al mismo tiempo, diversas posturas metodológicas y teóricas en su consideración hacen que se torne engorroso establecer qué se entiende por problema de aprendizaje “puro”, además de otros factores, como los económicos, tan influyentes a la hora de establecer los campos de competencia de distintas especialidades que se atribuyen la primacía del diagnóstico y del tratamiento en desmedro de otros, subalternizándolos.
De todas maneras, existen ciertos parámetros más o menos objetivos que permiten establecer que hay un inconveniente de ese orden que requiere la atención probablemente de más de un especialista en diversas disciplinas.

Algunos datos
Los problemas de aprendizaje son mucho más frecuentes de lo que pensamos. Según una encuesta on line realizada por el National Center of Learning Disabilities de los EE.UU. en agosto del corriente año, el 12% de los encuestados manifestaron tener algún grado de inconvenientes respecto del aprendizaje.
A su vez, un artículo aparecido en la revista Época de Brasil, de fecha 30 de agosto pasado, expresa que en ese país, y en otros en vías de desarrollo, entre el 40 y el 42% de los niños matriculados en los primeros grados de la enseñanza primaria presentan dificultades en lo que hace a aprender y, entre ellos, un rango que va del 4 al 6% se debe a causas neurobiológicas.
Obviamente, no todos los problemas relacionados con el aprendizaje de los niños tienen que ver con lo que se denomina bajo ese nombre, aunque sí requieren de algún tipo de intervención.


http://www.elcisne.org/ampliada.php?id=2682

No hay comentarios:

Publicar un comentario