Seguidores

domingo, 20 de julio de 2014

El estudio sobre muerte súbita en Cataluña revela que las enfermedades genéticas son responsables de un tercio de las muertes súbitas inexplicadas en la gente joven

El estudio MOSCAT (muerte súbita en Cataluña), liderado por el Dr. Ramon Brugada, se puso en marcha en 2012 con el objetivo de investigar si tras las muertes súbitas inexplicadas en la gente joven, de autopsia normal, podía esconderse una causa hereditaria que pusiese en peligro a otros miembros de la familia. © Quim Roser.Para la realización del estudio se ha visitado a más de un millar de familiares, lo que ha permitido emprender medidas de tratamiento y protección de los miembros portadores de los genes afectados. © Quim RoserDesde febrero de 2012, se han estudiado 400 muestras. El 70 % de los individuos que sufrieron muerte súbita tenían entre 30 y 50 años, el 10 % entre 20 y 30, otro 10 % menos de 10, y el 10 % restante menos de un año de vida © Quim Roser.
Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo occidental y la primera causa de hospitalización y discapacidad. La complicación más grave es la muerte súbita cardiaca (MSC), que afecta a 3.500 personas cada año en Cataluña.

El estudio MOSCAT (muerte súbita en Cataluña), liderado por el Dr. Ramon Brugada, se puso en marcha en 2012 con el objetivo de investigar si tras las muertes súbitas inexplicadas en la gente joven, de autopsia normal, podía esconderse una causa hereditaria que pusiese en peligro a otros miembros de la familia.

Desde febrero de 2012, se han estudiado 400 muestras. El 70 % de los individuos que sufrieron muerte súbita tenían entre 30 y 50 años, el 10 % entre 20 y 30, otro 10 % menos de 10, y el 10 % restante menos de un año de vida.

Para la realización del estudio se ha visitado a más de un millar de familiares, lo que ha permitido emprender medidas de tratamiento y protección de los miembros portadores de los genes afectados.

Esta prueba piloto ha permitido añadir estudios genéticos a las pruebas realizadas en víctimas de muerte súbita menores de 50 años, que son aproximadamente un centenar cada año.

El estudio MOSCAT cuenta con el impulso de la Obra Social ”la Caixa”, que ha aportado 3,4 millones de euros al Programa de Genética Cardiovascular del IdibGi. También han colaborado en la investigación el laboratorio de diagnosis de genética cardiovascular del Institut d’Investigació Biomèdica de Girona (IdibGi), los equipos forenses del Institut de Medicina Legal de Catalunya, el Hospital Josep Trueta de Girona y los hospitales Clínic y Sant Joan de Déu de Barcelona.
http://prensa.lacaixa.es/obrasocial/resultados-estudio-moscat-muerte-subita-cataluna-idibgi-obra-social-la-caixa-esp__816-c-20489__.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario