Seguidores

lunes, 29 de junio de 2015

Desarrollan un kit de diagnóstico de Chagas para recién nacidos

Para realizar un tratamiento favorable para la enfermedad transmitida por la vinchuca, es importante detectarla en forma temprana. La innovación realizada por los científicos del Centro Milstein no solo permitirá este tipo de diagnóstico sino que, además, podrá ser utilizado en neonatos y pacientes inmunocomprometidos
Equipo de investigacion.
Los métodos tradicionales de detección de Chagas, denominados serológicos, detectan la respuesta inmune que el organismo presenta cuando advierte la presencia del parásito Tripanosoma cruzi, causante de la enfermedad. Estos kit son económicos y fáciles de usar, pero tienen una desventaja: no sirven para personas cuyo sistema de defensa se vio alterado por algún motivo (por enfermedades autoinmunes o tratamientos inmunodepresores) ni para bebés recién nacidos.

Al momento de nacer, los bebés tienen incorporados los anticuerpos de la madre, ya que su sistema de defensa se desarrolla recién del sexto al octavo mes de vida. Para esta población de pacientes, dado que el Chagas se transmite de la madre al feto, los científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología “Dr. César Milstein”, dependiente del CONICET y la Fundación Cassará, crearon el nuevo kit de diagnóstico que no busca la respuesta inmune del organismo sino el ADN del parásito.

En diálogo con la Agencia CTyS, la investigadora del CONICET y responsable del proyecto, Carolina Carrillo, destaca la especificidad y simpleza de la innovación: “Es un procedimiento que detecta el ADN del T. Cruzi. Para eso, se obtiene una muestra de sangre, donde hay células del paciente y también del parásito. Pero el kit tiene la capacidad de identificar solo el ADN del parásito y amplificarlo (copiarlo) muchas veces. Entonces, si se observa mucho ADN copiado, es porque el parásito está”.

Según la doctora de la UBA, especialista en bioquímica y biología molecular, los tratamientos para la enfermedad de Chagas funcionan mejor si la detección se produce lo antes posible y en edad temprana. “En un recién nacido, tenemos el momento óptimo para que el tratamiento funcione y, si se esperan seis u ocho meses, se pierde un tiempo muy valioso”.

Además, el kit tiene otras tres características importantes: es económico, portátil y no se requiere de equipamientos complejos ni especialistas altamente calificados para manejarlo. “Lo pueden usar los médicos, los químicos, los técnicos y cualquiera que no tenga una preparación específica en cuanto a la enfermedad. La idea es que pueda ser usado en cualquier lugar donde haya un hospital o sala de asistencia”, resalta la investigadora.

Cuando se trabaja con kits de diagnóstico debe controlarse que su funcionamiento no se altere a lo largo del tiempo de uso. Por ejemplo, un kit puede dejar de funcionar bien si quedó expuesto al sol o si fue contaminado con una muestra de sangre infectada. Por eso, la innovación trae incorporada muestras de ADN del parásito del Chagas y humanas para que el especialista pruebe si funciona en forma adecuada. Dicho de otro modo, si se prueba el kit con ADN del parásito y la prueba da un resultado negativo, es porque en ese momento está funcionando mal.

El kit, que se lanzará al mercado aproximadamente dentro de dos años, está siendo producido mediante un consorcio público-privado entre el ICT-Milstein-CONICET, el Laboratorio Pablo Cassará S.R.L. y la empresa UniFarma S.A. A fines de 2011 recibió el financiamiento del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC).

No hay comentarios:

Publicar un comentario