Seguidores

jueves, 3 de abril de 2014

La difícil reinserción laboral de los trasplantados

Está en trámite de reglamentación una ley nacional que permitirá la inserción en el trabajo de quienes recibieron órganos. Actualmente, se les hace muy difícil conseguir empleo, ya que no existe un marco legal que los contemple de forma específica. En el país, hay 19 mil personas en esta condición.
Monumento al donante de órganos, cuya construcción gestionó Miguel Gallo el año pasado en Hernando (La Voz).

 El trasplante les devolvió la esperanza y la calidad de vida. Y con ellas, la posibilidad de retomar la mayoría de las actividades que antes su salud no les permitía llevar adelante.
Sin embargo, a pesar de los enormes beneficios que implica la intervención para quienes logran recibir el órgano que necesitan, algunos obstáculos persisten.
Así, las dificultades para insertarse o reinsertarse a nivel laboral son el denominador común que padece la gran mayoría de las personas trasplantadas en la Argentina, según advirtió el titular del Consejo Asesor de Pacientes (CAP) del Incucai, Alejandro González, abogado y trasplantado renal.
“El eje de la cuestión es que estamos en desventaja para trabajar o conseguir trabajo, a pesar de que estamos en condiciones de hacerlo, porque nuestra situación legal es absolutamente peculiar: no se nos considera discapacitados, pero tampoco tenemos nunca el alta médica”, explicó. “Y por eso –puntualizó– no podemos pasar un examen preocupacional”.
Una ley que iguala derechos
Para dar salida a esa situación –así como atender otros problemas de los trasplantados– en diciembre del año pasado el Congreso de la Nación sancionó la ley 26.928, de creación del Sistema de Protección Integral para Personas Trasplantadas.
Entre otros puntos, la norma establece que haber recibido un trasplante, ser donante relacionado o estar en lista de espera no será causal de impedimento para el ingreso o continuidad de una relación laboral, tanto en el ámbito público como privado. Y advierte que el desconocimiento de ese derecho es considerado un acto discriminatorio de acuerdo con la ley 23.592.
Como contrapartida, dispone beneficios impositivos para los empleadores.
La ley fue impulsada por el Consejo Asesor de Pacientes y, según aseguró su titular, “es una norma de avanzada porque se ocupa de las personas trasplantadas en lugar del trasplante y porque viene a cubrir un bache enorme”.
Promulgada de hecho el 10 de enero de este año, la ley tiene un plazo de 90 días hábiles para su reglamentación, que se cumple a fines de mayo.
“A su vez, es una norma nacional que invita a las provincias a adherirse, pero que en cualquier caso, establece derechos”, afirmó González.
Las dificultades de hoy
Hasta ahora, en cambio, la realidad de los trasplantados en material laboral era otra.
“Al no tener una figura legal específica que contemplara nuestra situación, de acuerdo con la Ley de Contrato de Trabajo, se nos podía otorgar hasta 12 meses de licencia con sueldo, y otros 12 meses sin goce de sueldo, y al finalizar ese año se rompe el vínculo laboral sin indemnización alguna”, indicó el coordinador del CAP.
En total, las personas trasplantadas son actualmente en la Argentina alrededor de 19 mil, de acuerdo con los datos del Consejo.
“La nueva ley morigera en forma indirecta la Ley de Contrato de Trabajo al establecer la protección integral”, señaló González.
A su vez, el abogado destacó que la norma no sólo está pensada para los adultos trasplantados o en lista que no pueden conservar su trabajo, sino también para los numerosos niños y adolescentes que reciben un órgano y que, sin la nueva ley, “estarían condenados a nunca ingresar al mercado de trabajo, con todo lo que eso implica”.
Por eso, enfatizó González, “es imperioso que esta ley se reglamente y rija de forma efectiva para que las personas trasplantadas tengamos la posibilidad de mejorar nuestras vidas”.
Lo que dice la norma
Protección. Ser trasplantado, donante relacionado o estar inscripto en lista de espera, no será causal de impedimento para el ingreso o continuidad de una relación laboral.
Licencias. Establece el derecho a no ser despedido ni perder el presentismo por la realización de controles, estudios, rehabilitaciones o tratamientos necesarios por su estado de salud.
Empleador. Habrá una deducción en el Impuesto a las Ganancias.
Fuente: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/la-dificil-reinsercion-laboral-de-los-trasplantados?utm_medium=email&utm_source=Titulares_LaVoz&utm_campaign=Titulares_2014.04.03&utm_content=Cristina_acuso_a_Inglaterra_de_tener_una_base_nuclear_en_Malvinas%20MsgID_YUL4115785

No hay comentarios:

Publicar un comentario