Seguidores

lunes, 4 de abril de 2011

A cuatro años del asesinato de Fuentealba


HOMENAJE A FUENTEALBA A CUATRO AÑOS DE SU ASESINATO

Organizaciones sociales y políticas junto a la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) se movilizaron hoy frente a la sede de la Casa de Neuquén, en la Ciudad de Buenos Aires, para exigir "juicio y castigo al ex gobernador Jorge Sobisch" y homenajear al docente Carlos Fuentealba, asesinado por la policía neuquina.

"Es un asesinato que no tendría que haber sucedido nunca en la democracia", opinó el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, en declaraciones a la prensa durante el homenaje al maestro asesinado hace cuatro años.
"Logramos la condena del cabo (Darío) Poblete, que fue el que accionó el arma, pero la causa `Fuentealba II`, en la que se trataba de llegar a establecer la responsabilidad de Sobisch y de todos los que estaban en la cadena de mando, naufragó porque la justicia no actuó de manera independiente porque el poder político le cerró el paso", explicó el dirigente gremial.
Si bien Yasky admitió que "es importante la perpetua de Poblete" advirtió que la investigación "quedó a mitad de camino porque también era importante que Sobisch, que era el rey de la mano dura, y que decía que en este país había que terminar con la tolerancia hacia la protesta social, tiene que dar cuenta de lo que hizo".
Finalmente, el titular de la CTA comparó "el contraste" en el desenvolvimiento del Poder Judicial en el caso de Fuentealba respecto al accionar en la investigación del asesinado de Mariano Ferreyra, y consideró que "cuando la Justicia actúa sin presión del poder político se llegan a resolver las responsabilidades reales".
En tanto, Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA, dijo que "la sociedad no puede soportar de ninguna manera hechos aberrantes como el asesinato de un maestro o el asesinato de un trabajador por el solo hecho de salir a luchar", y consideró que "hay que rechazarlo".

A cuatro años del asesinato de Carlos Fuentealba, integrantes de agrupaciones sociales y políticas, la Asamblea por los Derechos Humanos (APDH), la Pastoral Social del Obispado de Neuquén y los gremios CTA, ATE y ATEN anunciaron una movilización para este lunes a las 17.
"Sentir hoy que la justicia que no es completa no es justicia, es el eje de esta convocatoria", remarcó en conferencia de prensa Sandra Rodríguez, compañera del docente, y agregó que durante estos cuatro años todas las organizaciones estuvieron presentes en esta lucha.
Noemí Labrune, representante de la APDH, destacó que continúa la búsqueda de la verdad "porque mataron a un maestro y el responsable era la máxima autoridad de esta provincia".
A su turno, el sacerdote Rubén Capitanio, delegado de la Pastoral Social, recordó que se produjo un “click” en la sociedad neuquina cuando asesinaron a Fuentealba. "Pareciera que la Justicia cuando tiene que enjuiciar al sector del poder se paraliza. Siempre encuentran un vericueto legal para que quede impune", afirmó.
Rodríguez expresó que las recientes declaraciones de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, respecto al nuevo sistema que tendría que llevar adelante la Policía para disuadir manifestaciones sociales es muy distinto a lo que sucedió el 4 de abril de 2007 en Arroyito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario