Seguidores

martes, 10 de enero de 2012

Aumentaron un 15 por ciento las consultas pediátricas por gastroenteritis


En los últimos diez días se incrementaron un 15 por ciento las consultas en guardias pediátricas y  hospitales móviles por cuadros de gastroenteritis. Por eso, desde la Dirección Provincial de Atención Primaria del Ministerio de Salud provincial se instó a consultar de inmediato al médico en caso de diarreas y vómitos para evitar deshidrataciones.

Lejos de ser un problema menor, “la diarrea puede matar a un niño o niña porque extrae los líquidos de su cuerpo haciendo que se deshidrate. Ante esta enfermedad es esencial la ingesta de líquidos adicionales”, señalaron los expertos de UNICEF en su último manual de atención primaria de la Salud, “Para la vida”.

En los hospitales provinciales pediátricos explicaron que lo que más se ve en la última semana y media en las guardias son las consultas por deposiciones líquidas dos o tres veces por día, síntoma que suele ir acompañado de rechazo al alimento, vómitos, fiebre y decaimiento.

“Muchos de estos cuadros ocurren en verano porque se corta la cadena de frío de los alimentos y, a temperatura ambiente, el desarrollo de bacterias se incrementa peligrosamente”, advirtió Mónica López, responsable del área de Calidad Alimentaria del Ministerio de Salud provincial.

Por eso, recomendó a la población en general y en particular a los veraneantes que no compren ni consuman alimentos preparados, como sándwiches, tartas o empanadas que no se encuentren refrigerados en heladeras.

“Para no demorar la atención de los casos de gastroenteritis, y del resto de las afecciones que se incrementan con el calor, los turistas cuentan este verano con 13 hospitales móviles de la Provincia localizados en San Bernardo, Santa Teresita, Villa Gesell, Mar del Plata, Miramar, Lobería, Necochea y Monte Hermoso”, dijo el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia. Y advirtió que en sólo cuatro días- entre el 4 y el 8 de enero- “asistimos a 25 chicos con gastroenteritis en los hospitales móviles de Mar del Plata”.


Compras rápidas

Los días de calor es imprescindible hacer las compras en “tiempo récord”. Lo ideal es no mantener fuera de la heladera durante una hora o más tiempo aquellos alimentos que precisan refrigeración como lácteos, carnes, fiambres y alimentos elaborados.

“Hay que empezar el recorrido del supermercado por los productos secos y todo aquello que no requiera heladera”, agregó López. Por otra parte enfatizó que la mala manipulación de los alimentos puede ser motivo de diarreas y vómitos, muchas veces por el desarrollo de una bacteria llamada Sthaphylococus Aureus que se reproduce entre los 5 y los 60 grados centígrados sobre todo en helados, cremas y otros productos con hidratos de carbono.

La especialista agregó que para evitar la proliferación de bacterias “es necesario que la persona que está en la caja de un comercio no sea la misma que manipula los alimentos, habida cuenta de que los billetes y monedas son portadores de todo tipo de microorganismos que pueden resultar tóxicos para los consumidores”.


Recomendaciones

En cuanto a las diarreas infantiles, la principal recomendación es consultar al médico, ofrecer más líquidos, sobre todo agua segura y teta con más frecuencia a los menores de dos años.

“Cuando hay diarrea es preciso consultar al médico que puede indicar, según el caso, sales de rehidratación. Además, si el chico toma teta conviene amamantarlo con más frecuencia y ofrecerle agua potable”, precisó Luis Crovetto, director provincial Atención Primaria. 


Claves de la inocuidad de los alimentos           

- Use agua y alimentos seguros.

- Use agua de red o asegúrese de potabilizarla antes de su consumo.

- Seleccione alimentos sanos y frescos.

- Prefiera alimentos ya procesados, tales como la leche pasteurizada.

- Lave las frutas y las hortalizas minuciosamente, especialmente si se consumen crudas.

- No utilice alimentos después de la fecha de vencimiento.


Mantenga la higiene

- Lávese las manos antes de preparar alimentos y a menudo durante la preparación.

- Lávese las manos después de ir al baño.

- Lave y desinfecte todas las superficies, utensilios y equipos usados en la preparación de alimentos.

- Proteja los alimentos y las áreas de la cocina de insectos, mascotas y de otros animales.

- Mientras que la mayoría de las bacterias no causan enfermedad, algunas bacterias peligrosas están ampliamente distribuidas en el suelo, el agua, los animales y las personas. Estas bacterias son transportadas en las manos, la ropa y los utensilios y en contacto con los alimentos se transfieren a estos causando enfermedades.


Separe los alimentos crudos de los cocidos

-Separe siempre los alimentos crudos de los cocidos y de los listos para consumir.

- Use equipos y utensilios diferentes, como cuchillas o tablas de cortar, para manipular carnes y otros alimentos crudos.

- Conserve los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocidos.

- Los alimentos crudos, especialmente carnes, pollos, pescados y sus jugos, pueden estar contaminados con bacterias peligrosas que pueden transferirse a otros alimentos, tales como comidas listas para consumir, durante la preparación de los alimentos o mientras se conservan.


Cocine los alimentos completamente

- Cocine completamente los alimentos, especialmente carnes, pollos, huevos y pescados.

- Hierva los alimentos como sopas y guisos para asegurarse que ellos alcanzaron 70. Para carnes rojas y pollos cuide que no queden partes rojas en su interior.

- Recaliente completamente la comida cocinada: la correcta cocción mata casi todas las bacterias peligrosas.

- Cocinar el alimento de modo tal que todas las partes alcancen 70°C, garantiza la inocuidad para el consumo.

- Existen alimentos, como trozos grandes de carne, pollos enteros o carne molida, que requieren especial control de la cocción.



Mantenga los alimentos a temperaturas seguras

- No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas.

- Enfríe lo más pronto posible los alimentos cocinados y los perecederos (preferentemente bajo los 5° C).

- No guarde las comidas preparadas por mucho tiempo, ni siquiera en la heladera.

- No descongele los alimentos a temperatura ambiente: algunas bacterias pueden multiplicarse muy rápidamente si el alimento es conservado a temperatura ambiente.

- Bajo los 5° C o arriba de los 60° C el crecimiento bacteriano se hace más lento o se detiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario